Llevo algún tiempo trabajando temas de branding y marca personal y cada vez me gusta más.

Estoy viendo el potencial que tiene trabajar tu propia marca y las ventajas que te proporciona en el trabajo diario.

El personal Branding no es cosa sólo de grandes empresas, sino que autónomos y pequeñas empresas que lo desarrollan tienen una ventaja potencial frente a sus competidores.

No es un trabajo de dos días, sino que es un proceso continuo y perseverante. Tampoco se trata de tener un logo bonito y una web o blog con mucho contenido. Es mucho más que eso.

Existe un gran trabajo personal de autoconocimiento que para mí es la clave para empezar a crear la marca.

Las emociones también juegan un papel muy importante.

La percepción de que hay una persona detrás de una empresa, transmite emociones, aporta valor y la hace única.

Cuando tenemos entre manos una decisión de compra, nuestro subconsciente elegirá siempre la parte más emocional, preferimos una empresa con personalidad, que nos haga vivir una experiencia sensorial, a una que sea fría, distante y que no nos aporte nada en especial.

Para empezar a mostrarte las ventajas que tiene trabajar tu personal branding, hoy te voy a decir 5 cosas que te pasarían si tuvieses tu  marca personal:

1/ Hablarán de ti tal y cómo quieres que lo hagan.

Las percepciones las controlarás tú.

Con tus atributos definidos lanzarás mensajes enfocados a lo que tú eres, sin dejar en manos del azar las percepciones que tengan de tu empresa.

2/ Tu autoestima estará mucho más alta.

Al haber hecho un trabajo personal de autoconocimiento tendrás claro cuál es tu valor diferencial, que aportas y cuál es tu visión.

Es muy motivador saber en qué destacas y qué te hace único. A partir de aquí empezarás a construir contenidos totalmente alineados a ti y por lo tanto aportando mucho valor.

3/ Tendrás los objetivos claros y sabrás seguir fijándolos en función de tu estrategia de marca.

La diferencia entre una empresa con objetivos y una sin ellos, se ve claramente en la evolución a lo largo del tiempo.

Una empresa con sus objetivos claros verás que avanza y no pierde el rumbo, haciendo pequeñas cosas cada día, verás grandes resultados casi sin darte cuenta.

4/ Si te preguntan a qué te dedicas.

Esta pregunta es una de las más complicadas que conozco.

Pero si has trabajado tu marca tendrás una respuesta clara y trabajada que dará toda la información necesaria para que se acuerden de ti.

Cuando te encuentres en un networking con muy poco tiempo para presentarte y con mucha gente a la que conocer, tú tendrás claro lo que contarás, qué destacarás de tu marca y lo que quieres que se queden para que no se olviden de ti.

5/ Irás por la calle y estarás recibiendo señales e inspiración para tu marca.

Navegarás por internet y hablarás con gente y estarás sacando nuevas ideas para tu marca.

Todo lo que hagas en tu día a día estará envuelto de ti, porque una marca personal no es más que tu propia personalidad, tus cualidades, tus atributos y tus valores.

Además de todas estas cosas, conseguirás crear un espacio, tú espacio, que te permitirá trabajar de una forma más relajada y creativa porque es tu terreno, lo conoces y le sacarás mucho más partido.

¿Quieres saber más? ¿Te gustaría saber por dónde empezar?

Apúntate a mi comunidad y recibirás recursos gratuitos que te guiarán en los primeros pasos.

>>>> Apúntate aquí<<<<<